El nihilismo y el «eterno retorno de lo mismo» en la filosofía de Nietzsche

En entradas anteriores veíamos —sintetizo— que para Nietzsche el nihilismo implica que los valores supremos —es decir, los de la moral cristiana— pierden toda validez. Se pierde, así, la respuesta al «por qué» y desde entonces «nada tiene sentido». El ser humano pierde por ello el propósito de su existencia y con ello también el ánimo, pues siente la tortura de que todo su esfuerzo ha sido (y es) «en vano». Nada es verdad, Dios está muerto.

Read More