A la hora de narrar tu historia, no confundas el resumen con la escenificación

La gran especialista mexicana en narratología, Luz Aurora Pimentel, define el relato como “la construcción progresiva, por la mediación de un narrador, de un mundo de acción e interacción humanas, cuyo referente puede ser real o ficcional” [Luz Aurora Pimentel, El relato en perspectiva, pág. 10]. En este sentido, el relato es —como dice Jonathan Culler— un “contrato de inteligibilidad” que el autor pacta con el lector. Ahora bien, decíamos en una entrada anterior que el autor tiene a la mano principalmente dos estrategias para construir el mundo que quiere transmitir al lector: decir y mostrar.

Read More

Dos estrategias a la hora de narrar: decir y mostrar

Hay principalmente dos métodos con los que el narrador cuenta para transmitirle al lector la información del relato: decir y mostrar. Si imaginamos, por ejemplo, que el narrador quiere presentar a Felipe como un personaje que se siente nervioso frente a un policía por ser el culpable de un crimen, podemos decir simplemente eso, «Felipe sabía que era culpable y por ello se sentía nervioso frente al oficial». O podemos decir lo siguiente: «Felipe comenzó a sudar y las manos le empezaron a temblar. Bajaba la mirada cada que el oficial de policía le hacía una pregunta», etc. En el primer caso estamos diciendo, mientras que en el segundo estamos mostrando.

Read More