Evocar buenos recuerdos mejora nuestro estado de ánimo

Recordar recuerdos positivos puede ayudarnos a sentirnos mejor con nosotros mismos. Los recuerdos positivos son importantes para nuestro bienestar porque nos ayudan a sentirnos mejor cuando estamos deprimidos y nos ayudan a encontrar soluciones a los problemas. Y si recordamos los buenos momentos con nuestros amigos, ¡también la amistad se fortalece! Revivir recuerdos positivos es útil para las personas que encuentran más difícil sentirse bien consigo mismos debido, tal vez, a la baja autoestima o los sentimientos de depresión. Aplicar eso en la vida cotidiana facilita las cosas y te ayuda a lidiar con los contratiempos.

Read More

El nihilismo y la falta de sentido

Veíamos en una entrada anterior que el nihilismo surge cuando los valores supremos de la moral cristiana pierden toda su validez, cuando no hay ya un garante imaginario (Dios) que nos haga creer y obedecer esos valores. El ser humano queda entonces sin una respuesta a la pregunta del «por qué» y experimenta por primera vez el absoluto sinsentido de todo lo que existe. El nihilismo, de esta manera, es un estado psicológico que surge cuando se busca un sentido en un suceso que no lo tiene. Cuando es la existencia en general la que carece de sentido, entonces el hombre acaba perdiendo el ánimo.

Read More

¿Qué es el nihilismo según Nietzsche?

Aunque el término «nihilismo» fue introducido con otro sentido por primera ver en la filosofía por F.H. Jacobi, el significado que hoy se le da al concepto le viene dado principalmente por lo que Nietzsche escribió al respecto. Para el filósofo alemán el nihilismo, «el más inquietante de todos los huéspedes», es fruto principalmente de la decadencia del cristianismo y de la moral que esta religión promovía. ¿Qué significa el nihilismo? La respuesta de Nietzsche: «Que los valores supremos pierden validez. Falta la meta; falta la respuesta al «por qué»».

Read More

Henri Bergson, lo virtual y la libertad

El concepto de «virtual» es, en la filosofía de Henri Bergson, uno de las nociones fundamentales de su pensamiento. ¿Qué entendía Bergson por «virtual»? En principio digamos lo que no es: virtual, en la filosofía del filósofo francés, no refiere a lo que hoy en día conocemos como «realidad virtual», es decir, a un entorno de escenas u objetos con apariencia real generado mediante tecnología informática y que crea en el usuario la sensación de estar inmerso en él. No es esto.

Read More

¿Por qué hemos estado odiando a «los jóvenes de hoy en día»… por miles de años?

Por Nathaniel Scharping.

Ugh! Los jóvenes de hoy en día. No tienen respeto. Se visten todos raros. Siempre están en sus teléfonos. ¡Y no me preguntes sobre su música!Las versiones de este argumento se han hecho eco a través de editoriales, tabernas, peluquerías y baños romanos durante milenios. Los jóvenes en estos días ya no son lo que solían ser.

Read More

¿Es el RELATIVISMO MORAL realmente un problema? La investigación psicológica sugiere que no

Por Thomas Pölzler

Supón que tú crees que el aborto es permisible. ¿El mero hecho de que así lo creas lo hace permisible? ¿No? ¿Qué tal si todos en tu país lo creen también? ¿Eso bastará? Si piensas que la respuesta a cualquiera de estas preguntas es «sí», es probable que seas un relativista moral. Puede que sostengas que generalmente, como decía Hamlet, «no hay nada bueno ni malo si el pensamiento no lo hace tal».

Read More

Del pampsiquismo al cosmopsiquismo: un universo consciente (y sin ‘pixeles’)

Vimos en una primera y segunda entrada cómo el pampsiquismo ascendente buscaba evadir con su tesis los problemas a los que se enfrentaba el fisicalismo convencional. La tesis afirma que las partículas elementales de la materia (quarks, bosones, leptones, etc.) poseen propiedades fenoménicasa un nivel micro o rudimentario, lo que explicaría —sin dar el “salto mágico” que dan los fisicalistas— el surgimiento de órganos conscientes complejos como los cerebros del reino animal. Sin embargo, como tuvimos ocasión de comentar en otra entrada, el pampsiquismo ascendente se topa con sus propios problemas filosóficos. En esta entrada me centraré en señalar otro de los problemas a los que se enfrenta esta postura filosófica, problema que nos conducirá a otra hipótesis aún más sorprendente: aquella que afirma que —haciendo caso omiso de las “partículas elementales”— el cosmos en tanto que totalidad es la única realidad ontológica que hay, siendo este cosmos consciente (puesto que hay consciencia en él). Podemos llamarla: la hipótesis del cosmopsiquismo. Read More

¿Todo es mente? Los problemas filosóficos del pampsiquismo ascendente

Revisemos ahora los problemas a los que se enfrenta la tesis del pampsiquismo ascendente según la cual las partículas elementales de la materia tendrían «propiedades fenoménicas fundamentales». Veíamos en dos entradas anteriores la respuesta que daban los defensores del pampsiquismo ascendente a los fisicalistas a la hora de explicar cómo de la materia pueden surgir fenómenos mentales. Recordemos que el fisicalista plantea que todo en el universo se reduce a entidades de naturaleza física, incluyendo nuestra consciencia y nuestros estados mentales. Read More

¿Por qué la ciencia necesita de la especulación filosófica?

En dos entradas anteriores analizamos los problemas a los que se enfrentaba la tesis del fisicalismo y la manera como el pampsiquismo ascendente intentaba evadirlos. Éste último propone la posibilidad de que las partículas elementales posean propiedades fenoménicas, por lo que la consciencia sería una propiedad de la materia a nivel cuántico. Aunque dicha tesis parezca a algunos sacada de la ciencia ficción, quisiera defender la  necesidad de aventurarse en especulaciones de esta naturaleza, pues la filosofía tiene en ocasiones la función de ver ahí donde la ciencia no puede sacar nada en claro.

Para resumir, el fisicalismo plantea que todo en el universo se reduce a entidades de naturaleza física, incluyendo nuestra consciencia y nuestros estados mentales. Estas entidades son, como saben los físicos, las partículas elementales de la materia: quarks, bosones, leptones, neutrinos, etc. El fisicalista afirma que nuestra consciencia y nuestros estados mentales no tienen nada de “espiritual” ni de “metafísico”, sino que son el efecto de procesos físico-químicos en el cerebro. Read More